Andrija Sučić, ex soldado y antiguo miembro de la Guardia personal del primer presidente de Croacia, ha sido ejecutado delante de su casa. Hablaba demasiado: fosas comunes, asesinatos de civiles… y además estaba el extraño asunto de los elefantes.
Detrás de la barra del club de snooker en El Cairo cuelgan dos jarras con los nombres grabados de Ram y Font. Durante sus años en Londres, los dos amigos bebieron mucha cerveza Bass de ellas; pero en el Egipto de Nasser no hay Bass, por lo que se contentan con una mezcla de cerveza, whisky y vodka cuyo sabor se aproxima al de aquella. En El Cairo de la revolución, Font sobrevive con el escaso sueldo de empleado del club, mientras que Ram apenas se sustenta gracias a lo que le saca a su tía Noumi, tan rica como detestable.
Cómo llegué a conocer a los peces es un libro mágico en el que el célebre escritor y periodista deportivo checo Ota Pavel rememora distintos episodios de su vida ligados a su gran pasión: la pesca.
Con treinta y dos años, Frank Mansfield es uno de los mejores galleros de Estados Unidos. En los reñideros del Sur su nombre hace zozobrar las apuestas. Frank es fanfarrón, impulsivo y pendenciero; pero para ser el número uno hay que tener cabeza. Con el Premio al Gallero del Año entre ceja y ceja, la más alta distinción de la gallística norteamericana, Frank se jura no volver a abrir la boca hasta su consagración.
La rebeldía del joven Edward Bunker, criado en hogares de acogida, escuelas militares y reformatorios de los que continuamente escapaba por su visceral rechazo a una autoridad a menudo arbitraria, lo convirtió con dieciséis años en el preso más joven de la tristemente célebre prisión de San Quintín. Ni un coeficiente intelectual muy por encima de la media, ni la ayuda de Louise Wallis, esposa del magnate de Hollywood Hal Wallis, lograron encauzar a un joven impulsivo fascinado por los bajos fondos y la noche de Los Ángeles. 
La Gran Depresión se llevó los empleos, hogares y esperanzas de cientos de miles de hombres y mujeres en la Norteamérica de los años treinta. En poco tiempo el número de vagabundos merodeando por parques y calles se multiplicó de forma alarmante, mientras en las afueras de pueblos y ciudades proliferaban campamentos de personas famélicas y desesperadas. Tom Kromer fue una de ellas.
<<  1  2  3  4  5  6  7  8  9  10  11  12   >>