Pese a su prematura muerte, Seumas O'Kelly tuvo tiempo de convertirse en uno de los escritores irlandeses más relevantes del siglo XX. Su talento lo avalan relatos como La tumba del tejedor, considerado entre los mejores cuentos en lengua inglesa, y los aquí reunidos por primera vez en castellano bajo el título Al borde del camino.
En 1942 llegan a Marsella, en la zona no ocupada por los nazis, hombres procedentes de toda Europa: refugiados de guerra, judíos del este, republicanos españoles, y rusos que huyen del régimen estalinista. El gran puerto mediterráneo es un hervidero de gente en busca de los visados que les permitirían embarcarse hacia la libertad, pero también de delatores y legionarios al servicio del régimen colaboracionista de Vichy.
El soldado raso Bourne, voluntario del ejército británico destinado al Somme, no es como los demás: su poca presencia física y su manera respetuosa de hablar indican que se trata de un hombre educado y de buena posición. En el ejército, Bourne es una anomalía que sus superiores insisten en corregir ofreciéndole promoción.
Sara Goldfarb, viuda cuyo contacto con el mundo se reduce a las horas pasadas delante del televisor en su modesto apartamento de Coney Island, fantasea con participar un día en un popular concurso televisivo.
Tras ocho años entre rejas, Max Dembo vuelve a Los Ángeles con sesenta y cinco dólares en el bolsillo, un traje pasado de moda y la intención de reinsertarse en la sociedad. 
Richard Bone es un bala perdida bien parecido que malvive como gigoló en Santa Barbara. Sin residencia fija, suele dormir en el sofá de su amigo Alex Cutter, un veterano de Vietnam tullido, trastornado y explosivo a quien Mo, su esposa, se resiste a abandonar.
<<  1  2  3  4  5  6  7  8  9  10  11  12   >>